Estudiantes por la Libertad se solidariza con las prisioneras políticas venezolanas por todos los atropellos hacia su libertad e integridad, como es el caso de Inés González, presa en el Helicoide, que en estos momentos y por su mal estado de salud debe ser sometida una histerectomía total, es decir, una extirpación de sus órganos reproductores.

Por ello, quienes conformamos Estudiantes por la Libertad:

  • Condenamos toda privación del derecho a la libertad a una persona por emitir sus opiniones en contra de un Estado, del cual es mandante.
  • Reprobamos la falta del debido proceso y que personas pasen meses en prisión sin que medie un juicio justo. Además, abogamos por una correcta proporcionalidad de las penas y reprobamos que las personas condenadas sean sometidas a maltratos por parte de las autoridades.
  • Repudiamos la tortura y violaciones realizadas a las prisioneras políticas.
  • Nos solidarizamos con Inés González por la intervención quirúrgica a la que será sometida de urgencia, sobre todo teniendo en cuenta que en el momento de su detención por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) tenía el buen estado de salud propio de una persona en su juventud.
  • Hacemos un llamado a la opinión pública internacional, los medios y los organismos multilaterales que correspondan, para que se solidaricen con este caso, lo difundan y permitan que alias “Inesita Terrible” no pierda la vida en el intento de resguardar la libertad de su país.

Contexto:

Ines Gonzalez

Inés González

Inés Margarita González Arraga es una joven venezolana brillante. PhD Química con una  Maestría en Química por el IVIC Venezuela y un Doctorado en Química por Akron University en los Estados Unidos.

Inés es twittera, una de las muchas que no duda en plasmar sus pensamientos en contra del régimen, en un inicio de Chávez, posteriormente de Maduro. Y con más de 70 mil seguidores logró llamar la atención de las autoridades.

El pasado 04 de octubre del 2014, Inés Margarita González Arraga fue a declarar a las instalaciones del SEBIN, policía política del Estado venezolano, de donde no ha salido hasta el día de hoy.

“Instigación pública, ultraje a funcionario público y ultraje violento” fueron los cargos que enfrentó por escribir en redes sociales, sobre todo en Twitter. Ejercer su libertad de expresión, le ha costado a Inés una condena de 3 años de prisión.

Hoy, después de 1 año de prisión injustificada, y al igual que la jueza María Lourdes Afiuni, otra disidente, Inés González se encuentra en el Helicoide, lugar en el que se han denunciado violaciones de derechos humanos y torturas, entre ellas: físicas, psicológicas y sexuales.

* Contexto actualizado al 07 de Noviembre del 2015.


Estudiantes por la Libertad
 Por una Sociedad Libre

 


Contacto:

Milica Pandzic
Presidenta de Estudiantes por la Libertad 
[email protected]